La chica del fotógrafo

La chica del fotógrafo me parece un tanto versátil. Su musa no es hermosa, tampoco está loca y siempre cuenta lo que lee. No es una mujer espectacular, ni mucho menos radia pasión entre la oscuridad cuando las calles se hacen violentas. No es la típica mujer por las que mueres, y tampoco es de esas mujeres que te dejan sin comentarios al admirar un retrato suyo. Tal vez pueda bailar, tal vez bese demasiado exquisito, pero hasta las tardes más hermosas, la luna termina siempre por opacarla. Sin embargo aquel fotógrafo hace de ella una obra de arte que con el tiempo sus fotografías, ella y su lealtad terminaran en la senda de la amargura. Mientras eso suceda, que viva su amor.
¡Suicidas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s