Pesares del pensamiento

Mi pensamiento me hace daño, me hace concebir las cosas esenciales en formas obtusas que se pierden en inquebrantables formas que se desprenden de la naturaleza, del deseo de los hombres y de las cosas imaginarias que reproduce el arte y la filosofía. Me hace daño mi pensamiento cuando se cuestiona por todo y no responde por nada. Me hace daño el pensamiento de los otros vivos que se malversan en la intelectualidad de los individuos vacuos. Me daña el pensamiento de las mujeres no por limitante, sino por el resguardo de lo infinito cobijada en la incógnita de su cuerpo. Me hace daño mi pensamiento en noches como esta, porque en noches como esta es que uno pretende pensar un poco menos para sopesar un poco más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s