Mi noche y la alcoba

Mi alcoba se convierte en estrechas paredes sin luz, recuerdos encrestados que solapan mi sentir cuando el humo de mi cigarrillo recorre mi cara, mis dedos, mis pulmones. Mis viejos libros se hacen polvo, ecuánimes y menos interesantes. Cocinar se convirtió en una necesidad más que un deleite, conocer se transformó en un pretexto y el pretexto se lo comió lo ordinario. Mis botellas de cerveza y ron no sacian mi inquietud, me dañan, me engañan, me matan, me enferman, me condenan, me maniatan. Mis amigos hechos mierda, por la mierda que reproduce el olvido cuando es obligado. Una mujer que me condena, otra que me inspira, otra que me pretende amar y otra que me olvida. Mi noche se torna vacía, en donde sólo me acompaña mi pluma y la melancolía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s