Escritorio y esperanzas

Y hablando de escritorios, de esos que son menospreciados por pecar, según algunos de no hacer nada, que se afanan sólo por aquellos que hablan desde cuartos aislados, que funcionan como laboratorios estudiando individuos en formas de ratas que hacen política, religión, economía o cultura. Esos escritorios que pecan por mantener a “intelectualoides” observando desde la distancia, apáticos, simplistas, iconoclastas de taburete o poses de dominio académico. Esos escritorios, algunas veces, hacen más que una acción y un discurso; de la misma forma también son espacios de lucha y esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s