Motivación

Suspiro entre tumultos, de cadáveres extasiados por las vidas inquebrantables de los momentos perdidos. Que sin razón se fueron, pero que se apoderan de mi mente y de mi cuerpo en noches tristes como estas. No entiendo lo que pasa, no entiendo lo que trasciende en circunstancias como las que ahora acechan mi malestar. Porque nunca he comprendido nada, pero que siempre andaré en la búsqueda constante de la comprensión. Con depresión, motivación o despecho, siempre hay motivo para sonreír, porque; qué sería de un hombre sino llevase en su mirada un toque de sonrisa. Sería como contemplar un jardín sin flores, una página sin letras, un dios sin oración, un amor sin decencia.
Rodeado de todo, sintiéndose solo, bebiendo como siempre filosofando por donde quiera. Y mientras eso mueva mi espíritu de impaciencia siempre será un motivo de existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s