Y uno aprende…

Después de un tiempo uno aprende a ser valiente. Aprende a despedirse sin rencores. Aprende a amar con libertad y con sapiencia. Aprende a escribir sin temor. Aprende a enseñar lo que que la ignorancia no limita. Aprende a perdonar con el olvido. Aprende a valorar los momentos de tranquilidad y convivencia. Aprende que la sinceridad no es un síntoma sino una necesidad. Aprende a decir las cosas con certeza y, algunas veces, con equivocación. Aprende a conformarse con la creatividad y la imaginación de la pluma. Aprende a dejar ir amigos. Aprende a ser fatalista con moderación. Aprende que los libros son un momento y no un desliz para la pedantería. Aprende que la paciencia es una virtud. Aprende que la libertad es un estado mental. Aprende que la amistad siempre acaba. Aprende que el amor duele pero que siempre es necesario. Aprende que la soledad es un estado para la inspiración. Aprende que los tragos matan pero también divierten. Aprende que la vida es un instante. Aprende que la muerte nunca llega, siempre y cuando estés en la memoria de tus queridos. Aprende que es mucho mejor no ser el mejor y hacer las cosas por pasión, por inquietud y por vocación. Aprende que la felicidad es una utopía, Aprende que la nostalgia es una oportunidad. Aprende que las letras no siempre curan. Aprende que los besos no son contratos. Aprende que el sexo no es una simple excitación. Aprende que los abrazos curan el alma. Aprende que la existencia te asfixia y te cambia.
Después de un tiempo uno aprende.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s