Gente rota

Y uno está rodeado de gente rota. De gente que camina deambulando por el terreno de la amargura. Por las calles de la violencia sin motivo. Por las noches del temor mundano. De la palabra con sentimiento. De la creencia por los dioses inexistentes. Por los tragos que se sinceran cuando se encuentran ebrios. Por la sagacidad de las personas sinceras. Por los motivos de que la esperanza algún día será bondadosa. Por la apariencia fiel de lo material por encima del bienestar colectivo. Por el intelecto de las frases raras. Por el caos del tráfico capitalino. Por las drogas que convierten a los individuos en súper-hombres. Por la marginación de un sueño que nunca que llega. Por el placer del cuerpo torneado. Por la fama que suscitan los puños con guantes rojos. Por el tendero que siempre te fia una cerveza fría. Por los iglesias que nunca resuenan ante el pecado de la incomprensión. Por la adicción que nunca libera…
Y aunque no quisiera nunca más, soy parte de un pequeño trozo de gente rota…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s