No me importa

Sinceramente no me importa mi salud, ni mi condición corpórea. No me gusta mi apariencia, pero no peleo contra ella. Considero que la imagen es una forma de enajenación estética y de ahí el desprendimiento de los malos amores. Mi perfume es el tabaco, mi agua el alcohol, mi dios la perdición, mi perversión tus nalgas, mi sed tu sangre, mi diversión mi ocio. A la mierda la forma, que venga la abstracción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s