Desilución

Y uno aprende a mantenerse despierto. Después de varios intentos fracasados en el amor, uno aprende a equilibrar sus distorsiones. Uno se hace más perspicaz en la sombra de la vida. Se acostumbra por adaptarse a las diversas situaciones que ponen en tensión entre la tranquilidad y la aventura. Termina por convivir consigo mismo en el limbo de la soledad, del monólogo y de la ternura individual. La felicidad se convierte en un elemento vacío, el jazz cuando suena se hace complicado escucharlo y la cerveza se convierte en un estandarte de paz, pero también de frustración y aburrimiento. Las drogas nunca fueron un camino adecuado, desde pequeño aprendí a intoxicarme solo. Sin embargo, se hace inevitable el sentimiento de esperanza; en donde uno aprende a esperar lo que tal vez nunca llegará. Y para el efecto de esta noche, uno espera lo que tal vez ya se ha marchado para siempre.

Fe en la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s