Me gusta

Me gusta la gente que bebe. Hace que las personas manifiesten la esencia de su conducta. Sólo con la bebida las personas se atreven a llorar, a pedir piedad, liberan su frustración, cantan por dolor, piensan, conquistan a personas comunes, se convierten en poetas y algunos maldicen su existencia por el peso de su soledad, de sus recuerdos, de sus nostalgias y de sus fiestas. Por lo regular, las personan que beben (como yo), se esconden detrás de un vaso de licor o de una buena cerveza. No tienen la capacidad para auto-dirigirse por la vida sino es con la ayuda de una buen trago o de un frío vaso de ron. Eso es a lo que caracteriza a los buenos bebedores. Los de ocasión manifiestan una relación armoniosa con el alcohol, beben para divertirse, para entretenerse, para pasar el tiempo. El buen bebedor sabe que en cada trago se va un minuto de libertad, pero también es un minuto para crear o destruir. Todo depende de la habilidad creativa del buen seductor. En ese sentido, el bebedor es creador de su historia, de su locura, de su inspiración, pero también de su propia ignorancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s